Sigo con la medalla de la Maratón de Roma colgada del cuello. No me la quiero quitar, mi deseo es paladear un poquito más este último sorbo. Y, aunque aún duele cuando bajo las...
Read more